Nueva erupción solar X1.6 provoca fuertes disrupciones radio sobre la India, China, Nueva Zelanda y Australia

Dada su magnitud nada más producirse ha desencadenado fuertes disrupciones de comunicación radio R3 - en una escala NOAA que va de R1 a R5) sobre una amplísima zona de nuestro planeta que va desde la India a Australia, con afectación de China y Nueva Zelanda.


La nueva región solar AR 11598 que desde su aparición este fin de semana en la cara orientada a la tierra del sol había venido siendo origen de una significativa actividad solar circunscrita a la escala intermedia M - incluida otra previa llamarada solar casi X (M9) hace apenas 48 horas - ha desencadenado esta misma mañana, a las 5:15 hora de Madrid, una nueva fulguración solar de enormes dimensiones, escala X1.6, pero que al no tener asociada a la misma una eyección de masa coronal (CME por sus siglas en inglés) no cabe esperar que tenga ninguna otra repercusión geomagnetica sobre nuestro planeta, han informado desde el Observatorio del Clima Espacial a través de su página de divulgación.
Esta llamarada solar, completamente inocua en cuanto a peligrosidad, viene a coincide con el importante resolución de la Agencia Federal de Energía del Gobierno Obama (el FERC) que la semana pasada realizaba el reconocimiento formal de la "laguna" de seguridad que afectaria a las redes eléctricas americanas suficientemente preparadas ante posibles efectos geomagneticos extremos que pudieran llegar a desencadenarse por efecto de una eyección de masa coronal que en condiciones excepcionales pudiese golpear nuestro planeta. Un reciente estudio de la prestigiosa consultora Predictive science cifraba dicha probabilidad en torno a un 12% en algún momento de los próximos 5-10 años, mientras que el Registro Nacional de Riesgos del Gobierno británico ha incorporado igualmente dicho mismo riesgo natural este mismo año entre los preparativos de protección civil recomendables a la población, con un 5% de probabilidades de porcentaje base.
En España el Congreso de los Diputados reconoció igualmente el pasado 24 de septiembre, hace ahora justamente un mes, la necesidad de adoptar con normalidad protocolos y medidas específicas de prevención de la red eléctrica europea y de protección civil ante este tipo de fenómenos.
Desde el Observatorio del Clima Espacial han querido recordar además que no se debe confundir el hecho de que exista un riesgo natural real, moderado, que algún día pudiera afectarnos en mayor o menor medida, con el hecho de que a lo largo de los próximos dos años se podrían llegar a producir docenas de fenómenos de gran magnitud vistos desde la escala terrestre pero sin absolutamente ningún efecto nocivo, "nos tenemos que acostumbrar a que el sol desencadene estos fenómenos completamente normales como las ha hecho siempre, sin ninguna consecuencia; en el peor de los casos solo habría motivos para inquietarse por uno, dos, fenómenos claro y excepcionales si es que llegan a producirse, pero no por los otros doscientos fenómenos menores y de escasa relevancia propios de cada ciclo solar donde por ejemplo se estima que se producen más de dos mil fenómenos M cada 11 años; parte de la educación y concienciación en clima espacial que se requiere pasa por acostumbrarnos a tener un nuevo conocimiento al minuto via satélite de todas éstas explosiones solares de siempre pero sabiendo que sus implicaciones seran nulas en la práctica totalidad de los casos", concluyen.
Ésta de hoy es, además, la séptima llamarada solar X en lo que va de año, y la tercera mayor detrás de la gran llamarada X5.6 de 7 de marzo, y la gran llamarada X1.8 de 27 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario