A la hora de cargar la mochila..


Francisco Hernández nos deja este importante artículo acerca de la correcta carga y ajuste de una mochila:
.....................................
A la hora de hacer una salida se deben seguir una serie de consideraciones para que la actividad sea lo más satisfactoria posible. Debemos tener en cuenta la meteorología ya que de ella va a depender las prendas de montaña que llevemos, siempre es conveniente llevar una prenda cortavientos ligera en el interior de nuestra mochila. Si la actividad va a ser de varios días en la mochila incorporaremos más peso, como puede ser saco de dormir, tienda ligera, hornillo, comida… un buen consejo es tratar de andar lo más ligero posible para disfrutar de la actividad al máximo.

A la hora de cargar la mochila con los diferentes bultos que irán en su interior debemos tener en cuenta algunas cosillas:

El peso que llevemos en su interior lo vamos a soportar desde dos puntos de nuestro cuerpo, la cadera y nuestros hombros.
Nuestro centro de gravedad se encuentra a la altura de nuestro ombligo por lo que todo peso que se aleje de el hará palanca en nuestro cuerpo.
Por estos dos motivos debemos tratar que la mayor cantidad del peso que carguemos esté lo más cerca posible de nuestro centro de gravedad por lo que los elementos más pesados deben ir pegados a la espalda de la mochila y aquellas cosas más ligeras en su parte externa.
Además los bultos mayores irán abajo para facilitar el acceso a las cosas de menor tamaño en la parte superior donde el acceso es más fácil.
De esta manera se genera un esquema en el interior de nuestra mochila como el que vemos a continuación:

Si cargamos la mayor cantidad de peso en el fondo de la mochila este realizaría palanca sobre el cuerpo cargando de los hombros lo que haría que nos tirara el cuerpo hacia atrás. Si quisieramos reequilibrar el cuerpo deberíamos echar el cuerpo muy hacia delante.
Cuando el terreno no tiene dificultad podemos subir la carga un poco más en nuestra mochila, siempre pegado a su espalda, de esta manera, al estar la mayor cantidad de peso justo sobre la vertical de nuestro centro de gravedad nos ayudaría a tener una posición más erguida y natural.

Por otro lado el modo correcto de colocarse una mochila es el siguiente:

En primer lugar aflojaremos las tiras que rodean nuestros hombros de manera que queden muy holgadas.

En segundo lugar nos ceñiremos el cinturón lumbar entorno a las caderas, de esta manera nos aseguramos que la mayor cantidad del peso de la mochila lo va a soportar nuestra cadera que es una articulación mucho más fuerte y más próxima a nuestro centro de gravedad que los hombros.

A continuación ajustaremos las tiras de los hombros para aproximar la carga a nuestra espalda pero tratando de que estos no soporten peso. Estas tiras únicamente deberán realizar la función de soporte y estabilizado de la mochila para evitar que se mueva pero lo ideal sería que todo el peso recayese sobre nuestra cadera.

Una vez realizado este paso ajustamos las correas superiores para aproximar el eso de la parte superior a nuestro cuerpo y evitar que tire de nosotros.

Por último debemos ajustar el cinturón pectoral que evitará que las tiras de los hombros tiren de estos hacia atrás.
............
Para complementar este artículo os dejamos también un video explicativo: http://www.youtube.com/watch?v=cM37cQrWruU

No hay comentarios:

Publicar un comentario